¿Qué es el ábaco japonés?

El ábaco japonés o también conocido como Sorobán, se ha utilizado desde siglos atrás por la necesidad de simplificar los cálculos para contar y registrar operaciones.

Éste está compuesto por una estructura de madera con 13 varillas, las cuales se encuentran dividas en una barra superior (denominada “cielo”) compuesta por una cuenta (o bolita) en cada una de ellas y una barra inferior (denominada “tierra”) en la que se pueden observar cuatro cuentas.

Esto hace posible realizar diversos cálculos matemáticos, desde los más básicos (sumar, restar, multiplicar y dividir números naturales) hasta realizar extracciones de raíces cuadradas, operar con potencias, números decimales, etc. Las operaciones se realizan de izquierda a derecha, igual a como leemos las palabras y los números.

IMG-20200128-095122

Si queréis saber más sobre éste e incluso comprarlo, existen diferentes páginas donde se encuentran bastante económicos, pero os recomiendo Amazon, puesto que presenta una buena relación calidad-precio.

¿Por qué el ábaco es tan importante? Beneficios

Cabe destacar que el uso de esta herramienta tiene unos beneficios innumerables no solo en el ámbito del cálculo mental, sino en lo referido al desarrollo holístico del niño. Mediante el ábaco, se estimulan los dos hemisferios cerebrales. El hemisferio izquierdo porque nos exige razonar y realizar estimaciones y el derecho, porque nos permite trabajar el cálculo mental a través de la visualización de imágenes.

Además, la utilización de este también ayuda a:

  • Aumentar la atención y mejorar la concentración
  • Desarrollar la memoria fotográfica
  • Mejorar la precisión y la velocidad
  • Afianzar la lateralidad

Y sobre todo… promover la creatividad, ese ingrediente tan necesario en las edades tempranas.

¿Cómo funciona el ábaco japonés?

El ábaco japonés funciona con base decimal, esto se refiere a que una columna representa las unidades, otra las decenas, centenas…

Todas las cuentas tienen el mismo valor, es decir, las que se encuentran en la barra inferior valen 1 cada una y las de la barra superior 5.

A la hora de la realización de sumas y restas, se acercan las cuentas a la barra central para realizar adiciones y se alejan de ésta para las sustracciones. A continuación podéis ver un tutorial dónde se visualiza este proceso:

El ábaco japonés en el aula

Tal y como se ha comentado anteriormente, la utilización del ábaco tiene diversos beneficios que ayudan al desarrollo integral de los infantes. Es por ello, la importancia de llevarlo a cabo en los centros educativos, teniendo en cuenta que la mejor edad para empezar es en torno a los 4 y 5 años.

Muchos centros educativos lo realizan como actividad extraescolar, pero desde mi experiencia, he podido observar dicho método como una asignatura más que forma parte del currículum escolar. En mi caso, en nuestro centro educativo trabajamos con UCMAS, que presenta un programa bastante extenso, donde se presenta el ábaco como un juego gracias a nuestro compañero Abakín y sus amigos, así como a la utilización de “flash cards”, “mentals”, “Random numbers”, “Speed writing” “Memoria a corto y largo plazo”… Una metodología bastante completa a la vez que lúdica.

Aquí podéis observar un ejemplo de dicha actividad, realizada en un centro educativo:

Conclusiones

En definitiva, el ábaco japonés o Sorobán es una maravillosa herramienta para desarrollar diferentes habilidades y competencias en los discentes, que les permitirá construir su propio aprendizaje y aprender a aprender, pero sobre todo, les ayudará a poseer una base sólida para el éxito tanto académico como personal.

Celia P

Cofundadora y administradora de educacionparaniños.com. Ejerciendo como maestra de Educación Infantil en un Centro Educativo y formándome como especialista en Audición y Lenguaje. Apasionada de la música y la inteligencia emocional, así como de todo lo relacionado con la innovación educativa.

Deja una respuesta